De los datos a la innovación: conoce el proceso para innovar en tu organización

Actualizado: 11 mar


¿Los datos que obtienes de la operación de tu empresa te sirven para mejorarla?


Para que la respuesta sea SÍ es necesario que los datos se conviertan en información, la información en conocimiento, el conocimiento en experiencia y la experiencia en innovación.


Este proceso normalmente se representa en la pirámide DIKW (Data, Information, Knowledge, Wisdom), que se traduce como: Datos, Información, Conocimiento y Sabiduría.


La pirámide por sí sola no es un factor de cambio. Es por eso que modificamos el concepto de sabiduría por experiencia y hemos incorporado el concepto de innovación a nuestra versión de la pirámide (DIKEI) como se muestra en la siguiente imagen.

Analicemos la pirámide desde el punto de vista de una empresa.


1. Datos

Los datos son elementos o eventos aislados fuera de contexto, sin ninguna relación entre ellos. Con frecuencia los datos son obtenidos por medio de la observación, sistemas, sensores, experimentos o encuestas. Adicionalmente son representados por señales, palabras, números, e inclusive tablas.


Los datos aislados no sirven de gran cosa porque se encuentran fuera de contexto.

Es probable que la operación esté generando miles de datos constantemente. Para convertirlos en información es necesario recopilarlos, categorizarlos, cotejarlos, cuantificarlos y compararlos para entender cómo se relacionan entre ellos.


2. Información

La información se compone de datos contextualizados para responder a preguntas como quién, qué, dónde, cuándo, cuánto. Representa la relación entre los datos y posiblemente referencias adicionales y/o complementarias.


Debe ser objetiva, útil, oportuna, organizada y debe encontrarse estructurada para lograr su entendimiento. Se compone de oraciones, párrafos, conceptos, ideas, ecuaciones, historias simples, preguntas y respuestas.

Para pasar de la información al conocimiento es necesario identificar los patrones de comportamiento que se están presentando y entender su significado en el tiempo. Para lograrlo es necesario continuar contextualizando la información que tenemos además de compararla, ordenarla, filtrarla, conectarla, darle prioridad y almacenarla.


3. Conocimiento

El conocimiento busca contestar el “porqué” de las cosas. Se compone de información organizada, representada por patrones de comportamiento de la operación, información previamente obtenida y posiblemente otro conocimiento.


Dichos patrones de comportamiento no constituyen conocimiento hasta no ser entendidos.


Su entendimiento requiere de contexto, análisis y síntesis para convertirlos en lecciones aprendidas, teorías, axiomas, marcos de referencia e historias más complejas.

El conocimiento se convierte en experiencia por medio de la aplicación de las lecciones aprendidas que deben documentarse de manera estructurada para ser evaluadas, interpretadas y desmenuzadas para repetirlas en caso de ser positivas y evitarlas o eliminarlas en caso negativo.


4. Experiencia

Cuando logramos un alto grado de conocimiento obtenemos experiencia que nos permite aplicarlo para lograr objetivos específicos que deben ser medidos por medio de KPIs (Key Performance Indexes).


La experiencia (lecciones aprendidas) debe documentarse de manera entendible, integrada y accionable por medio de libros blancos, procesos, políticas, tableros de control y manuales operativos que permitan definir un programa de mejora continua.


El entrelazar, incorporar, discriminar y sintetizar nuestra experiencia nos permitirá crear una estrategia de innovación que permita el crecimiento y la continuidad de la empresa.

5. Innovación

La innovación es el medio para crear, mejorar o reemplazar algo, un proceso, un producto o un servicio. La creación de valor es una característica clave de la innovación.

Las iniciativas deben provocar acciones inmediatas, cambios a procesos y/o proyectos que logren los objetivos establecidos en ellas.


ENTONCES...

¿Los datos que obtienes de la operación de tu empresa te sirven para mejorarla?


Si la respuesta es “NO”, seguramente te podemos ayudar. Escríbenos a info@syste.com.mx o visita nuestra página: https://www.systec.com.mx/


2 visualizaciones0 comentarios