Potencializa el trabajo colaborativo con la metodología BIM

Actualizado: 20 jul



¿Tienes que colaborar con tu equipo para la construcción de un proyecto de infraestructura? ¿Necesitas compartir archivos e intercambiar documentos e información? ¿Gestionas aprobaciones y cambios en los documentos del proyecto?


Con la aparición de la metodología BIM para el desarrollo de proyectos, hemos escuchado insistentemente que es una “metodología colaborativa de trabajo”. La realidad es que la mayoría de las veces se pone el foco principal en el “modelado” del proyecto y muy pocas veces se llega a profundizar en la “parte colaborativa”.

Todo proyecto pone en juego a diferentes profesionales y sus habilidades. Por lo tanto, hacer uso de la metodología BIM potencializando correctamente su parte colaborativa es crucial para gestionar correctamente la comunicación de nuestro proyecto.

Entonces, ¿cómo podemos explotar la colaboración con esta metodología?

Cuando los flujos de trabajo y el trabajo colaborativo están bien organizados y estructurados, existen importantes ventajas de comunicación para el proyecto.

Los flujos de trabajo desempeñan un papel importante en este sentido ya que gracias a ellos podemos controlar las actividades, ejecutarlas con cumplimiento, realizar auditorías y optimizar procesos para mejores resultados.

Relacionar el flujo de trabajo de los procesos de negocio con los documentos que los acompañan es una dificultad habitual que se encuentra diariamente en las empresas. Actualmente, las herramientas de gestión documental buscan facilitar esta tarea a través de potentes funcionalidades de control de flujos de trabajo.

La plataforma adecuada puede permitirte automatizar flujos de trabajo de tareas o de aprobación. Esto incluye enviar recordatorios para completar tareas, proporcionar actualizaciones de estado y solicitar aprobaciones en tiempo real.

Específicamente, una plataforma de colaboración BIM debe tener una serie de funcionalidades:


  • Movilidad: accesibilidad desde dispositivos móviles, portátiles y aplicaciones de escritorio, así como compatibilidad con navegadores.

  • Sencillez: uso de una interfaz intuitiva e interacciones optimizadas.

  • Acceso a los datos: fácil acceso a documentos y uso compartido de datos.

  • Colaboración: creación de entornos de trabajo para la edición de documentos y el seguimiento de cualquier acción.

  • Gestión de flujos de trabajo: creación de procesos que describen las acciones en los archivos, notificaciones de las actividades y gestión documental.

  • Seguridad y protección de datos: en relación con los dispositivos conectados, los documentos en tránsito y los depositados.


Entre más se creen documentos y el flujo de actividades diarias dependa de ellos, más importante resulta el tener sistemas confiables para gestionarlos. Aconex es una solución integral que te puede ayudar con esto y mucho más.

Si quieres aprender más sobre las funciones del modelado BIM y cómo implementarlas en tus proyectos de construcción, visita nuestro sitio web www.systec-construction.com/primavera-aconex o bien, escríbenos a info@systec-construction.com para brindarte atención personalizada.

24 visualizaciones0 comentarios